Efecto coriolis para niños

Se ha detectado un bloqueador de anuncios

Nuestro sitio web es posible gracias a la exhibición de anuncios en línea a nuestros visitantes. Por favor, considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.

¿Quieres enseñarles a los más pequeños algo de física? Entonces anímate a seguir leyendo este post sobre el efecto coriolis para niños. Te contamos qué es y algunos experimentos divertidos para hacer con los niños.

¿Qué es el efecto coriolis?

El efecto coriolis es un fenómeno físico, descrito desde el año 1836. Este explica que cualquier objeto que se mueva sobre una superficie rotatoria tendrá una variación en su desplazamiento. Esta variación puede ver una curva hacia la derecha o hacia la izquierda.

Este fenómeno es aplicable a la tierra, ya que ella está en constante rotación. Como la tierra va rotando, los objetos que se desplacen perpendicular a su eje de rotación, van a tener una desviación.

Esto hace que el movimiento del objeto no sea lineal sino curvado hacia el lado izquierdo o el derecho.

Los objetos que se mueven hacia o en el hemisferio norte se desplazan hacia la derecha. Y aquellos que lo hagan en regiones del hemisferio sur se curvan hacia la izquierda.

Experimentos que demuestran el efecto coriolis para niños

Te dejamos tres experimentos divertidos y didácticos para los niños.

El carrusel

Para explicarle a los niños cómo funciona la fuerza del efecto coriolis puedes llevarlos a un carrusel.

La idea es caminar por un buen rato en la misma trayectoria del carrusel y a una velocidad parecida o menor. Debes estar caminando un tiempo y luego intentar salirte del carrusel. Cuando trates de salir de la trayectoria radial sentirás una fuerza que te hala de vuelta hacia el carrusel.

El disco giratorio

Otro experimento que puedes poner a prueba es el del disco giratorio y la bolita. Para ello, necesitas un tocadiscos o cualquier otra máquina que te permita poner un disco a rodar a una velocidad constante.

Luego de que tengas el disco rotando vas a colocar una bolita sobre él, impulsándola a moverse de forma lineal. Podrás observar como la bolita se desvía hacia la derecha o hacia la izquierda según cómo esté girando su tocadiscos.

En vez de hacer un trayecto lineal, la bolita sigue un patrón elíptico. Otro fenómeno que vas a notar, es que la bolita se acelera cuando está cerca del eje de rotación (en el centro) y se ralentiza cuando está cerca de los extremos.

El dibujo de una línea en un papel rodante

El último experimento del que vamos a hablar hoy es el más sencillo de todos, ya que sólo necesitas un papel, lápiz y regla. También requieres de una tachuela que te permita fijar el papel a una superficie para poder rodarlo.

Para hacer el experimento lo primero es recortar el papel en forma de círculo. Luego debes clavar una tachuela justo en medio del círculo. Verifican que no quede muy presionado el papel contra la superficie. Ya que, lo que necesitas es que el papel pueda rodar.

Una vez completado lo anterior toma la regla y el lápiz. Dibuja frente a los niños una línea recta desde la tachuela hacia uno de los extremos. La línea debe ser perfectamente recta.

Ahora, dejando la regla fija trata de dibujar la misma línea. Pero hazlo mientras otra persona rota el papel que está por debajo. Tú y los niños se darán cuenta que la línea ya no sale recta, sino que se curva hacia un lado. Esto sucede a pesar de que tú estás siguiendo la línea que te indica la regla.

Si aún no entiendes bien cómo funciona el experimento puedes ver este vídeo:

 

Leave a Reply